lunes, 26 de junio de 2017

ASÍ SERÁ EUROPA SI SE DERRITEN LOS POLOS


TORTOLITA RABILARGA: NUEVO REPRODUCTOR EN MARRUECOS


La tortolita rabilarga (Oena capensis) se distribuye en África subsahariana, Madagascar, Arabia y Oriente Medio. En los últimos 30 años se ha expandido al noreste hacia Turquía y Georgia. En Egipto se confirmó la primera reproducción en 2012. La primera observación en Mauritania es de 2015. En la primavera de 2016 hubo citas en varias localidades de Marruecos, llegando por el norte a Rabat. En un caso (Mijk) se observó un juvenil junto a dos machos y dos hembras, siendo considerada la primera reproducción en Marruecos.  

La fotografía, tomada de http://www.hbw.com/ibc, no tiene nada que ver con el caso aquí citado.

Chevalier, F., Belhaj, M. y Bergier, P. 2016. Premier cas de reproduction de la Tourtelette masquée Oena capensis au Maroc. Go-South Bulletin 13: 82-89.

DESAPARECE LA ÚLTIMA PAREJA DE ALIMOCHES EN TARIFA (CÁDIZ)


La colisión en parques eólicos es la segunda causa de muerte no natural, tras el veneno, en alimoche común (Neophron percnopterus) en Andalucía, con cuatro ejemplares muertos en el último año. Voluntarios del Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra comprobaron que la única pareja de alimoches que estaba criando en Tarifa, con un pollo de más de un mes, había desaparecido como consecuencia de que la hembra, un ejemplar anillado (2CW), murió en el parque eólico repotenciado de la Sierra de Enmedio (Cádiz). A continuación, verificaron que el pollo también había desaparecido del nido, posiblemente murió ante la imposibilidad de ser alimentado tan solo por uno de los adultos.

La población de alimoche en Andalucía sufre un declive sostenido en las últimas décadas: la mitad de sus parejas reproductoras se han perdido desde el año 2000, hasta quedar reducidas a 23 en 2016 (censo oficial, Junta de Andalucía). Esto demuestra las deficiencias de las declaraciones de impacto ambiental de los parques eólicos en el Estrecho de Gibraltar y la ineficacia de las medidas correctoras y compensatorias de estos parques, como la vigilancia, con grandes dudas sobre la verosimilitud de las cifras de mortalidad que se facilitan.  

http://www.abc.es/natural/biodiversidad/abci-desaparece-ultima-nidada-alimoches-tarifa-201706191301_noticia.html

AGUILUCHO CENIZO. CONFUSIÓN EN LOS MEDIOS CON LOS CENSOS DE PAREJAS REPRODUCTORAS

Foto: GREFA
En varias noticias publicadas en prensa digital, todas con idéntica información, se hace referencia a los resultados de un presunto censo de aguilucho cenizo en España, aunque ninguno cita las fuentes originales (si es que existen) y a priori ofrecen muchas dudas sobre su precisión, pues no se dicen ni los años de censo ni si son completos o parciales. Publicar estos datos en mayo es muy prematuro para avanzar cifras de 2017, cuando en muchas zonas las campañas de censo y salvamento están aún en curso.

De acuerdo a dichas noticias el número de nidos por comunidades autónomas es de 693 en Andalucía, 259 en Extremadura, 68 en Castilla La Mancha, 61 en Castilla y León y Cataluña, 39 en Madrid, 38 en La Rioja y 6 en Aragón. Indagando un poco más, resulta que en el caso de Andalucía el dato que se indica corresponde a nidos localizados en el año 2016. En Extremadura, la cifra del censo de 2016 fue de 435 nidos controlados y 451 parejas estimadas, que poco tienen que ver con la cifra ahora publicada de 259 parejas, que no sé sabe de donde sale. Para el resto de regiones las cifras parecen excesivamente bajas (caso de ambas Castillas) y se ignora por completo de donde proceden los datos y a que años corresponde. Otra muestra de desinformación en los medios.

http://www.eldiario.es/andalucia/enclave_rural/medio_ambiente/Andalucia-poblacional-aguilucho-territorio-espanol_0_648485254.html

http://sorianoticias.com/noticia/2017-05-29-cyl-alberga-63-nidos-aguilucho-cenizo-2-40113

http://eldiadigital.es/not/219056/68-nidos-de-aguilucho-cenizo-localizados-en-la-region/

http://www.europapress.es/extremadura/noticia-extremadura-segunda-region-mayor-nucleo-poblacional-aguilucho-cenizo-20170528171731.html

domingo, 25 de junio de 2017

QUEBRANTAHUESOS EN CÓRCEGA (2017)

El seguimiento de quebrantahuesos en Córcega (Francia) en 2017 arroja cuatro nidos activos localizados, todos fracasan, y dos adultos que se observan cercanos pero sin localizar nido. En 2016 también hubo cuatro parejas nidificantes. En 2017 tres nidos son habituales y uno es nuevo. Tres parejas pusieron huevos, en un caso los huevos fueron quitados y llevados al centro de cría de Cazorla y los otros dos casos los pollos murieron con 2-3 semanas de edad (algo habitual en Córcega). Los huevos fueron quitados a una pareja con fracasos recurrentes, por desgracia los huevos resultaron infértiles. Los quebrantahuesos de Córcega son los últimos de una antigua metapoblación que cubría Sicilia, Cerdeña, Córcega y los Alpes, del que además sólo existe un ejemplar en cautividad (nacido de un huevo quitado del nido en 2016). En Córcega la situación es crítica, pasando de 10 parejas hace 10 años a las cuatro actuales, y volando sólo 0-2 pollos por año (los dos últimos en 2013 y 2014, ambos con marcas alares y no vistos en 2017).  Además de los diez adultos citados, se ha visto un inmaduro sin marcas y dos aves procedentes de cautividad liberadas en 2016 y dotadas con emisores remotos (ver movimientos en el mapa).

Fuente: VCF (https://www.4vultures.org/2017/06/25/the-bearded-vulture-in-corsica-in-2017-4-pairs-and-no-breeding-in-the-wild-but-the-young-released-as-part-of-the-restocking-programme-doing-well/)

BUITRE LEONADO EN CHIPRE (2017)

El buitre leonado vuelve a criar en Chipre. Se han localizado tres nidos, dos en Episkopi (último lugar donde crió antes de 2016) y uno en Pafos (área antigua vacía durante años), ocupado por una pareja liberada traída desde Creta. En 2011 sólo quedaban 6-8 aves en Chipre, debido sobre todo al veneno. Para paliarlo se liberaron 25 aves procedentes de las islas griegas. Por desgracia, en el invierno 2015/2016 un episodio de envenenamiento mató al menos siete ejemplares y en 2016 no se localizó ningún nido activo.

Fuente: VCF (https://www.4vultures.org/2017/06/23/griffon-vultures-are-breeding-again-in-cyprus-and-recolonised-area-not-used-for-years/)

martes, 20 de junio de 2017

URRACA (género PICA). TAXONOMÍA

La taxonomía de las urracas (género Pica, familia Corvidae) es confusa y diferentes estudios ofrecen resultados contradictorios. Por ello, los diferentes autores consideran desde una sola especie (Pica pica) en el Holártico, hasta siete especies diferentes.


Un reciente análisis bioacústico y del genoma mitocondrial en todo el área de distribución (Kryukov et al. 2017) considera cuatro linajes en una única especie (Pica pica): (1) Magreb (mauretanica; basal), (2) grupo oriental (este Asia), (3) América y (4) grupo occidental (Europa-Siberia). No obstante, en este análisis faltan muestras de asirensis (Arabia), bottanensis (Himalaya) y nuttali (California), con rango específico para ciertos autores. Tampoco utilizan muestras de la subespecie ibérica (melanotos). 


La diversidad del grupo occidental es baja, lo que sugiere una amplia expansión reciente, incluyendo este grupo el sublinaje aislado de Kamchatka. El grupo oriental consta de dos subclados sin claro patrón geográfico, quizás por mezcla de dos poblaciones que ocuparon refugios diferentes en el Pleistoceno. Las aves de Corea parecen ser fruto de una introducción, mientras que en Hokkaido (Japón) podrían haber ocurrido varias colonizaciones desde Asia continental. El análisis bioacústico coincide con los linajes mitocondriales. 

Kryukov, A.P., L.N. Spiridonova, S. Mori, V.Yu. Arkhipov, Y.A. Red'kin, O.A. Goroshko, E.G. Lobkov, and E. Haring (2017), Deep phylogeographic breaks in magpie Pica pica across the Holarctic: concordance with bioacoustics and phenotypes, Zoological Science 34: 185-200.

__________________________________________________________________________________

En el polo opuesto está la interpretación de John Boyd, que considera siete especies diferentes en el género Pica, mientras que en HBW Alive se diferencian cinco especies.


Taxonomía del género Pica según J. Boyd (2017). Una especie en Magreb (mauretanica), tres en Asia (asirensis, bottanensis y serica), una euroasiática (pica) y dos neárticas (hudsonia y nuttali). La lista de HBW Alive es similar, excepto por no considerar válidas dos especies del este de Asia (bottanensis y serica).

domingo, 18 de junio de 2017

PROPUESTA DE ERRADICACIÓN DE COTORRAS EN LA CIUDAD DE SEVILLA

Fuente: https://documentanimal.wordpress.com/comunicado-csic-kramer/
Autores: José Luis Tella (EBD-CSIC)  y Martina Carrete (Univ. Pablo de Olavide)

La cotorra de Kramer (Psittacula krameri) es una de las 100 especies invasoras más peligrosas en Europa. Enorme número de ejemplares salvajes importados como aves de jaula (unos 400.000), importación de aves salvajes fue prohibida en España en 2011. Sólo las aves salvajes y no las nacidas en cautividad son capaces de establecerse y formar poblaciones invasoras. Las primeras cotorras de Kramer aparecieron en Sevilla a comienzos de 1990, al menos 17 ejemplares libres en Sevilla en 1997.

El Parque de María Luisa albergaba, hasta hace unos 10 años, la mayor colonia conocida de nóctulo gigante (Nyctalus lasiopterus), murciélago europeo de mayor tamaño y Vulnerable (UICN). Viven normalmente en bosques, cavidades de árboles como refugios, varios adultos por cavidad durante el día y también las crías lactantes.

Efectos de la cotorra de Kramer sobre especies nativas. En 2011 se inicia un estudio sobre el impacto de la cotorra de Kramer, año en que se censan 1.000 aves en dormideros. En 2013 se empiezan a censar nidos (159 nidos en el parque de María Luisa) y refugios de nóctulo (en 47 árboles, frente a 75 árboles en 2003; -37% en 10 años). De 28 árboles abandonados por nóctulo, 20 tenían nidos de cotorra (70%). Comportamiento agresivo de las cotorras de Kramer, se agrupan y atacan al otras aves que compiten por cavidades; aves y nóctulos evitan la proximidad de nidos de cotorras. Desde 2016 se filma a cotorras que atacan a nóctulos, que a veces mueren (21 cadáveres de nóctulos hallados en pocos días; adultos, lactantes y una hembra embarazada). Nidos en el Parque de María Luisa ha incrementado un 195% respecto a 2013, con 311 nidos censados en 2017. El número de árboles/refugio para nóctulos se reduce a tan sólo 14 en 2017 (-71 % desde 2013 y -81 % desde 2003).

 
Impactos sobre otras especies. Desplazan de los nidos a otras aves. Ahora, la cotorra de Kramer es el ave nidificante más abundante en María Luisa desde 2013, por encima de palomas y gorriones, y la nidificación de aves pequeñas como carboneros y herrerillos es anecdótica. Otro impacto preocupante es el ejercido sobre el cernícalo primilla (Falco naumanni), que nidifica en mechinales de la Iglesia del Salvador, donde la cotorra de Kramer les expulsa. De 4 nidos de cernícalo primilla ocupados por cotorras de Kramer en 2013, hemos pasado a 9 en 2016 y a 14 en 2017. La colonia de primilla descendió de 40 nidos en 2013 a 24 en 2017. Desde 2015 las cotorras nidifican también en la catedral, con 8 nidos en 2017.

Impacto sobre los cultivos. Mayor frecuencia en frutales y girasol. Se han observado hasta 1.300 cotorras de Kramer alimentándose en un campo de girasol. En 43 Ha se pierde el 10 % de la cosecha (2.920 kg).

Cotorra argentina (Myiopsitta monachus). Población pequeña en Sevilla hasta hace poco. Incremento reciente del 815%, pasando de 92 individuos en 2013 a 750 individuos en 2017, (valores mínimos).




Plan de gestión. Dos formas: poblaciones pequeñas y localizadas, erradicación;  población grande que recibe aportes desde otras poblaciones, control. Es preferible la erradicación, pues el control puede revertir, es más costoso e implica financiación a largo plazo. La tasa de crecimiento poblacional de las cotorras predice que en pocos años podrían alcanzar decenas de miles, como ha ocurrido en Israel, Holanda, Bélgica, Alemania o Reino Unido. Debido al elevado éxito reproductor, pero sobre todo a su alta supervivencia anual (mucho alimento, escasa depredación). La población sevillana de cotorra de Kramer puede erradicarse con facilidad (población relativamente pequeña y aislada).

Métodos erradicación. (1) Alimento con anticonceptivos, descartado (consumo por especies nativas, bajo consumo alimento tratado por cotorras). (2) Destrucción de nidadas, requiere destruir un 90-100% de los nidos durante 17 años consecutivos (en Zaragoza se procedió durante 10 años consecutivos a la eliminación de huevos de cotorra argentina, aún así siguió aumentando hasta 1.700 individuos). (3) Captura de ejemplares vivos, trampa diseñada en Barcelona y redes, éxito extremadamente bajo (captura media de un individuo cada tres días). (4) Eliminación de adultos, armas de fuego es la medida exitosa en las Islas Seychelles y Zaragoza (se pasó de 1.700 aves a sólo 9) y sugerida en Barcelona y EEUU; en Sevilla serían suficientes dos años si se comienza ahora, la autoridad competente es el Ayuntamiento de Sevilla.

sábado, 17 de junio de 2017

ISLA DE FAIR (ESCOCIA): ANÁLISIS DE 60 AÑOS DE SEGUIMIENTO DE LA MIGRACIÓN DE AVES

Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus).
Cambios en las fechas de migración en la isla de
Fair (Escocia), 1955-2015. Aunque las fechas de
primera observación se adelanta y de última
observación se retrasa, el conjunto de la migración
se mantiene estable (muy ligero adelanto).
La isla de Fair (Escocia, Reino Unido) se localiza en el mar del Norte, a medio camino entre los archipiélagos de Shetland y Orcadas; mide 4,8 km de largo por 2,4 de ancho, con una superficie de 5,61 km². La isla, ocupada desde la Edad de Bronce, es habitada por unas 70 personas. alberga una población de 70 habitantes.

En el mundo ornitológico, Fair es conocida por sus estudios sobre aves desde hace más de 100 años. En el Observatorio de Aves de la Isla de Fair (FIBO) se ha controlado la migración de aves diariamente durante más de 60 años, con más de un millón de datos de más de 400 especies. Estos datos fueron recientemente digitalizados y a partir de ellos acaba de publicarse un un análisis de la migración de 13 especies de migrantes transaharianos (Milles et al, 2017). Usando 10 variables fenológicas se han analizado posibles cambios en las fechas de migración primaveral y otoñal en 60 años. En la mayoría de especies, en ambos pasos las primeras llegadas se adelantan y las más últimas se retrasan, pero en promedio el conjunto de la migración varía poco. Si se hubiera empleado sólo el parámetro más habitual la primera observación de la especie, el resultado del análisis hubiese sido de erróneo.

Will Miles, Mark Bolton, Eric Meek, Peter Davis, Roy Dennis, Roger Broad, Iain Robertson, Nick Riddiford, Paul Harvey, Roger Riddington, Deryk Shaw, David Parnaby and Jane Reid. 2017. Isle’s long-term migration dataset: origins, innovations and analyses. British Birds 02-06-2017. 

Más información: http://www.fairislebirdobs.co.uk/migration_project.html

viernes, 16 de junio de 2017

ABEJERO EUROPEO. EL VIENTO Y LA GEOGRAFÍA CONDICIONAN EL PRIMER VIAJE MIGRATORIO DE LAS AVES JUVENILES

Los estudios actuales sobre migración de aves terrestres ponen de manifiesto una baja conectividad entre áreas de cría y de invernada (es decir, aves que crían en la misma zona invernan en puntos separados). También se sabe que suele haber una alta fidelidad de cada ejemplar a las áreas de cría, escala e invernada, aunque se conoce menos sobre el establecimiento de estas rutas migratorias en el primer año de vida. En algunas especies estudiadas los jóvenes aprenden las rutas de los adultos (p. ej. cigüeñas, grullas, águilas, buitres o milanos), pero en otras especies los jóvenes migran por separado de los adultos y parece que las rutas están reguladas genéticamente (p. ej. halcón de Eleonora y cuco). Poco se sabe sobre el papel que juegan los factores ambientales.

Un estudio con 31 abejeros europeos (Pernis apivorus) juveniles seguidos por satélite desde Finlandia, entre 2011 y 2014 (21 nidos en 16 territorios), trata de resolver algunas cuestiones (Vansteeland et al 2017). Tres aves murieron en el nido (dos por depredación y una por enfermedad) y otra al poco de empezar la migración. Dado que los jóvenes abejeros migran una o dos semanas después que los adultos, no pueden aprender de ellos las rutas. La dirección sur del viaje debe estar establecida genéticamente, pero en el estudio se observa como las rutas divergen poco después de su inicio, sorteando los accidentes geográficos de modo diferente a los adultos (cruzan por cualquier parte del Mediterráneo, no muriendo ninguno en esta fase) y con destinos finales en un área muy extensa en África con extremos separados 3.340 km (en el Báltico la separación ya es de 1.034 km y en el Mediterráneo de 2.286 km). Los modelos estadísticos indican que las condiciones de viento son el principal condicionante de las rutas seguidas, una factor azaroso que contribuirá a conformar las rutas migratorias en la etapa adulta. La supervivencia fue alta: 74% de las aves marcadas y 89% de las aves que inician la migración. Los abejeros suelen permanecer dos años en África antes de regresar a las áreas de cría, en ese tiempo se desplazan mucho, pero suelen regresar al punto inicial de la invernada.


Rutas seguidas por 28 abejeros europeos juveniles marcados en Finlandia. Mapa (a), rutas postnupciales completas, con colores se indica la dirección del viento. Mapa (b), cruce del mar Báltico. Mapa (c), cruce del Mar Mediterráneo.

Vansteelant WMG, Kekkonen J, Byholm P. 2017. Wind conditions and geography shape the first outbound migration of juvenile honey buzzards and their distribution across sub-Saharan Africa. Proc. R. Soc. B 284: 20170387.  
http://dx.doi.org/10.1098/rspb.2017.0387